1º.- ¿QUÉ ES LA OPOSICION A NOTARÍAS? .-

Lo primero que tiene que tener claro el que empiece a estudiar estas oposiciones, es que son OPOSICIONES LIBRES esto es, se trata de UN EXÁMEN al que van los opositores por su cuenta y están solos ante el Tribunal, que es independiente de cualquier academia, por lo que ninguna academia o preparador puede garantizar "el aprobado", sino que es fundamentalmente el trabajo del opositor lo que hace al notario.

LAS BASES LEGALES .- Se recomienda la lectura detenida de los textos legales que regulan las oposiciones, recogidos en los artículos 8 al 21 del Reglamento Notarial vigente (Decreto 2 de Junio de 1.944, B.O.E. 7 de Julio de 1.994, reformado por RD 862/2003, de 4 de julio, B.O.E. 12 de Julio de 2.003)

El programa actual está aprobado por Resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado de fecha de 29 de Septiembre de 2.000 (B.O.E. de 14 de Octubre del 2.000).

CONTENIDO GENERAL DE LA OPOSICIÓN.

La oposición a Notarías es un EXAMEN que consta de cuatro ejercicios:

  • El primero, oral, consistente en la exposición durante una hora de cuatro temas: tres temas de civil (uno de parte general o reales; otro de obligaciones o contratos; y el tercero de familia o sucesiones); y uno de fiscal.
    Se divide en los siguientes bloques:
    • Un bloque de 55 temas, de los que 20 temas son de Parte General y el resto son de Derechos Reales.
    • Un bloque de 32 temas de Derecho de Obligaciones y Contratos.
    • Un bloque de 48 temas, de los que 19 temas son de Derecho de Familia y el resto son de Derecho de Sucesiones.
    • Un bloque de 33 temas de Derecho Fiscal.
  • El segundo oral, consiste en la exposición durante una hora de seis temas: dos temas de mercantil (uno de cada bloque), dos de hipotecario (uno de cada bloque), uno de notarial, y el restante de administrativo o de procesal.
    Se divide en los siguientes bloques:
    • 59 Temas de Mercantil, divididos en dos bloques.
    • 30 Temas de Hipotecario, divididos en dos bloques.
    • 40 Temas de Notarial.
    • 23 Temas de Procesal y 36 de Administrativo.
  • El tercero escrito, consistente en resolver durante un máximo de seis horas un caso práctico de derecho sustantivo. Es lo que llamamos el dictamen y para él se permiten textos legales no comentados ni concordados.
  • El cuarto escrito, consistente en redactar durante un máximo de seis horas, una Escritura, explicando los problemas sustantivos que se han resuelto en ella. También se permiten textos legales no comentados ni concordados.

2º.- REQUISITOS PARA SER NOTARIO .-

Para ser notario se exige:

a) Ser español u ostentar la nacionalidad de cualquier país miembro de la Unión Europea, o estar incurso en las situaciones previstas en el artículo 1 de la Ley 17/1993, de 23 de diciembre, de acceso a determinados sectores de la función pública de los nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea.

b) Ser mayor de edad.

c) No encontrarse comprendido en ninguno de los casos que incapacitan o imposibilitan para el ejercicio del cargo de notario.

d) Ser Doctor o Licenciado en Derecho o haber concluido los estudios de esta licenciatura, en los términos previstos en el segundo párrafo del apartado 2 del artículo 21 de este reglamento.

Si el título procediera de un Estado miembro de la Unión Europea, deberá acreditar el reconocimiento u homologación del título equivalente, conforme a la Directiva 89/48/CEE, de 21 de diciembre de 1988, al Real Decreto 1665/1991, de 24 de octubre, y demás normas de transposición y desarrollo.

(art. 6 Reglamento Notarial)

Para ser opositor a Notarías se precisa :

  • INTELIGENCIA Y MEMORIA: Contra lo que parecen indicar los mitos en materia de oposición, los normales que se presuponen en quien ha cursado una carrera universitaria. Obviamente una memoria especialmente desarrollada resultará una herramienta preciosa ante la acumulación de tareas.
  • CAPACIDAD DE ORGANIZACIÓN: Fundamental para sistematizar la enorme acumulación de información exigida por el temario, con arreglo a un plan viable y ajustado a las circunstancias individuales.
  • FUERZA DE VOLUNTAD: Sobresaliente; que obligue a estudiar y cumplir el plan previsto por encima de todas las contingencias.
  • DEDICACIÓN PLENA: No es imposible pero sí muy difícil compaginar la oposición con un trabajo aunque sea a tiempo parcial o con la tesis doctoral. El temario requiere plena concentración y disponibilidad.

3º.- LA ACADEMIA DEL COLEGIO NOTARIAL DE VALENCIA .-

INTRODUCCION .-

Tradicionalmente Valencia ha sido tierra de opositores y de preparadores a Notarías. La Academia empezó a funcionar en el Colegio, en septiembre de 1978, y desde entonces han sido muchos los Notarios que han aprobado en ella, aunque por desgracia no faltan quiénes en ella no han podido superar las oposiciones.

ORGANIZACION .-

El Reglamento de Régimen Interior del Colegio Notarial de Valencia establece en su artículo 21, que "El Colegio Notarial contribuirá a la preparación de las oposiciones a Notarías por medio de una Academia de preparación de opositores bajo su tutela y con su colaboración."

Actualmente el Director de la Academia es D. Josť Manuel Rodrigo Paradells , Notario de Dénia (Tfno. 966.425.466 con e-mail jmrodrigo@notariado.org).

En el Colegio están, como personal Auxiliar, Inmaculada Sanz o Santiago Carrilero (Tfno.963.512.585, e-mail academia@cnotarial—valencia.com), que coordinará y auxiliará a la Junta en el buen funcionamiento de la Academia.

LOS PREPARADORES .-

Todos son Notarios (ya estén en ejercicio, jubilados o aprobados sin plaza) que voluntaria y altruísticamente han decidido dedicar unas horas a la semana a la preparación de opositores a notarías.

Los preparadores no cobran por su desinteresada actividad.

AYUDAS .-

Hay dos tipos de ayudas a los opositores:

  • La BECA, que consiste en el pago de una cantidad mensual que el Consejo Rector fije libremente.
  • La EXENCION, que consiste en eximir al opositor de contribuir a las cantidades necesarias para el sostenimiento de la Academia.

Para la concesión de las ayudas el Consejo Rector atenderá fundamentalmente al rendimiento del alumno durante los seis meses anteriores, a su expediente académico de la Facultad de Derecho y a la situación económica del becando, el cual deberá aportar su declaración de la renta o aquella de las personas en cuya unidad familiar se integre.

No podrá solicitarse ayuda hasta transcurridos seis meses desde que se hubiere comenzado la preparación; y se perderá el derecho a las mismas, automáticamente, transcurridos cuatro años desde que se hubiere comenzado la preparación en la Academia, cuando el alumno cause baja en la misma, o por acuerdo del Consejo Rector en virtud de su bajo rendimiento.

LOS GRUPOS .-

Al principio de cada curso, se formarán los grupos en la Academia, teniendo en cuenta el orden de preinscripción de los opositores, la cantidad de los mismos, y la disponibilidad de preparadores.

Los grupos tendrán, preferentemente, de cinco a ocho opositores y dos preparadores por grupo, uno con mas experiencia profesional y otro mas joven, por lo que tendrá la oposición más fresca.

Se pueden reorganizar los grupos, por bajas o altas de alumnos o por traslado de preparadores fuera de la Comunidad Valenciana.

La Academia es libre para cambiar a un alumno de grupo y reorganizar los grupos por necesidades de la academia, de los grupos o de los preparadores.

REQUISITOS .-

Los requisitos exigidos para poder entrar en la Academia del Colegio de Valencia, son:

  • Ser mayor y tener la nacionalidad de cualquier país miembro de la Unión Europea.
  • Haber terminado completamente la Carrera de Derecho.
    Si se han cursado los estudios de Derecho en una Universidad Extranjera, deberá obtenerse el certificado acreditativo del reconocimiento u homologación del título equivalente.
  • Tener residencia en la Comunidad Valenciana durante el tiempo de preparación de la oposición.

LO QUE HAY QUE ESTUDIAR .-

No hay un plazo fijo para aprobar la oposición al título de Notario. Habréis podido oír que el sobrino de fulanita era notario a los veintiún años (a pesar de que entonces la legislación vigente exigía veintitrés años para firmar la oposición), o que un vecino de menganita las sacó a los seis meses, pero cuando llevéis seis meses os daréis cuenta de lo difícil que es eso.

Lo que cada uno tarde en sacar la oposición depende fundamentalmente de él mismo, de su capacidad de estudio, de memoria, de retención, de su bagaje jurídico, y hasta de su salud física.

Para la mayoría de los preparadores son sagradas las ocho horas diarias, seis días a la semana, cuarenta y nueve semanas al año.

No es conveniente estudiar más de esas cuarenta y ocho horas a la semana.

Todavía podemos salir un rato.

Por supuesto no se consideran tiempo de estudio el que se utiliza para ir a la academia o estar ella; sí el que se está trabajando en ver material para un tema.

De hecho el día que se va a cantar (según la hora), se suele estudiar algo menos, pero se recupera en los demás días.

Durante lo años de preparación la oposición va a ser como un trabajo. Por eso, tan necesario como el estudio es el descanso.

La media de los aprobados debe estar en los cuatro años de preparación, pero no hay ninguna seguridad de aprobar.

Hay que considerar la oposición como un trabajo, no como una obligación.

Nadie nos obliga a hacer oposiciones; las hacemos porque queremos hacerlas; por lo tanto, si no queremos continuar podemos dejarlo en cualquier momento.

Ni nuestros padres, ni nuestros hermanos, ni novios ni novias puede decidir por nosotros. Podemos pedirles consejo pero nada más. Es duro estar estudiando cuando nuestros compañeros están trabajando y ganando dinero, y nosotros debemos seguir dependiendo de nuestros padres; pero estas son las reglas del juego, y los padres, dentro de las posibilidades de cada uno lo hacen muy a gusto si el opositor de verdad está interesado en las oposiciones.

Pero hay que pensar en qué ocurre si no se aprueba. Pues simplemente que has destinado cuatro o cinco de tus mejores años a un esfuerzo que no ha merecido la recompensa a la que seguramente te habrás hecho acreedor (si no lo hubieras dejado antes).

Te encontrarás con veintiocho/veintinueve/treinta años; con más conocimientos de derecho privado que tus compañeros o que muchos profesionales; sin ninguna experiencia de abogado; y sin ningún conocimiento de ramas importantísimas como el procesal, penal, administrativo, etc.

Hasta hace poco todos los alumnos que suspendían conseguían trabajo como Abogados sin demasiada dificultad, y se han abierto camino. En los últimos años resulta más difícil.

LOS TEMAS .-

Interesa destacar varias cosas:

  • Existe un programa para las oposiciones; pero no existen CONTESTACIONES OFICIALES a los temas, ni del Ministerio de Justicia, ni de las academias, ni de los preparadores.
  • Un mismo tema dicho por cinco personas distintas, da cinco puntuaciones diferentes.
  • Un mismo tema dicho por un opositor igual ante tres Tribunales distintos, da tres puntuaciones distintas.

GESTORÍAS .-

Hay tres Gestorías especializadas en estas oposiciones: